Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

Morante, Corrochano y Federico, sobre el toreo

Imagen
Sácame de una duda, José Antonio: ¿qué es el toreo, de verdad, para ti?
Uf... El toreo... ¿Tienes batería? [ríe]
Tengo. Tengo batería y ganas de escucharte, que es lo más importante. ¿Qué es el toreo?
Hombre, el toreo... El toreo es algo que nace por dentro. Y eso germina y con tu cuerpo eres capaz de hacer lo que sientes. Uf... ¿qué es el toreo? Es difícil. Hay un libro muy, muy bonito que se llama "¿Qué es torear?", de Gregorio Corrochano. Muy interesante. Él, con sus palabras, explica lo que es torear, la forma de... lo que es acompañar, con los brazos, con la mirada, con el pecho; el colocarte; el cruzarte... El toreo es algo que sale solo y, preconcebido, no sale nunca.


Prosiguiendo con buenas costumbres, buceando por videoteca y biblioteca, encontré estas declaraciones de Morante, casi diez años atrás, a Víctor García-Rayo, periodista local taurino y semanasantero, recomendando lecturas, algo inusual por parte de un matador de toros, a excepción de Sánchez Mej…

Puntos sobre las íes

Imagen
Por quincuagésima vez, observará esta foto. Desconozco su índole militante: taurina o anti. Me da igual. Si pertenece al bando opositor, atienda con mayor atención. Harto de escuchar en el establishment mass media sobre la calurosa e íntima relación de la derecha política, el conservadurismo y la fiesta, habrá confirmado aquella hipótesis pretenciosamente cacareada por ignorantes interesados, la mayoría de las veces, desconocedores idiosincrásicos sobre la temática tratada. Lo siento, anticonpedigrí/neoanti: error. Equivocación crucial. Antes de continuar leyendo, visite este otro escrito, titulado "Tauromaquia, cultura y política". Si aún perduran dudas en su conciencia, pues así lo creo, prosigo.
No pretendía subir la instantánea nuevamente. Sólo contemplarla, me aflige, debido a infinidad de motivos. Además, por última ocasión, será colocada por mi persona (repito, última, no quiero seguir perjudicando mi afición). Con finalidad didáctica, articulista o llámese equis, par…

Morante de la Puebla, jugando con las musas

Imagen
Disculpen los cuatro lectores y medio de esta humilde morada: vuelvo a pecar en la reiteración. Pronto, amén de mi pesadez, descenderán a dos y medio, pero, eso sí, con la conciencia tranquila de escribir cuando siento la inspiración adentro y sobre la temática deseada. Como reza el título, los artistas (escritores, pintores, escultores, poetas, dramaturgos, directores de cine, matadores de toros, cantantes, ...) coquetean con sus musas, fuentes de inspiración para, en determinadas ocasiones, deleitar con la ejecución de una obra reticente en la memoria del espectador para los restos. Aparecen, de la nada, cuando desean, inesperadamente y, como Julio Romero de Torres bebió de Córdoba y sus melancólicas miradas femeninas, servidor desemborrona la hoja en blanco y teclea cuando reúnen ciertas coincidencias.
A falta de un día, ese fatídico trece, sucedió la desgracia en el Coso Real, del que Gallito pronunció una de sus citas más célebres ("quien no ha visto una corrida de toros en…

Biblioteca taurina (I): Antonio Chenel 'Antoñete'

Imagen
Considero que, todo buen aficionado a esto, perteneciendo yo al tercer estado (de clase obrera, vaya), además de placeo y años, debe poseer la digestión de lecturas cuantiosas y cualitativas. Con esta primera entrada, mi pretensión consiste en el comienzo de un serial, bastante extenso y prolongado en el tiempo (si Dios quiere), dado el número de títulos yacentes en mi biblioteca personal con temática relacionada con el descendiente del uro.
Obviando El Cossío... Bueno, no lo haremos. Con seguridad, más adelante será tratado: posee tantas ediciones (año 2000, setenta y tantos; simplificada en dos tomos, de catorce...) que merece capítulo aparte. En mi pensamiento, veía vislumbrada esta entrada hace algún tiempo, mas quería esperar a poseer un número mínimamente modesto de seguidores (ya somos 280 y algo en Twitter, gracias) para hacer llegar a un mayor público las entradas más preciadas por servidor, el autor. No quisiera entrar en verea aún, sin mencionar previamente la conversación…

Morante de la Puebla, galleo por chicuelinas

Imagen
Llamose "Alboroto" (el que acaeció aquella jornada) la res, con un peso de 573 kilogramos. El hierro, Juan Pedro Domecq, con divisa encarnada y blanca. Algunos fundamentalistas, allí presentes aquella tarde del veintiuno de mayo de 2009, ocho años y pico atrás, viéronse en la obligación a levantar el trasero del cemento, hoy proyecto de futuro plástico (por desgracia) y terminar aplaudiendo, sonoramente, con sonrisa en el rostro, al garbo, arte, gracia, valor y, en definitiva, el polémico concepto taurómaco de José Antonio Morante Camacho, Morante de la Puebla. Con la bandera integrista, mal-llamada "torista", a media asta, durante ciertos días, semanas o meses.
En aquel entonces, otro cantar, tras regreso del segundo retiro, en 2008, con famoso y discutido paseíllo en Vistalegre, habano en mano, junto a El Pana (QEPD), el artista cigarrero cuajó tardes de regusto, en los dos grandes cosos por antonomasia, La Maestranza y Las Ventas. En aquel abril, más de una vez…