'Escucha, Morante', por Álvaro Acevedo


"Escucha, Morante, te iba a tirar la chaqueta, pero es que me hacía falta para cuando saliera de la plaza, que fue a las tantas. Y fíjate cómo me veo, pegándole lances a los taxis, que van para el pescaíto, después de haberme emborrachado, como Dios manda, en estas escandaleras.

A mí, el toreo me duele, como a ti, Morante, pero mi chaqueta no se mece como tu capote; no tiene el compás ese de los flamencos, ni esa bamba que va y viene. Ni esa seda, Morante. Ni esa gracia, ni esa pena, ni esa agua, ni ese ángel. Ni ese cante.

Yo he visto hoy sangrar a tu capote por las venas. Lo he visto llorar, lo he visto crujir, lo he visto bailar... Le he visto parir los lances, Morante. Yo he visto la cintura quebrada de Gallardo y las muñecas de Salomón Vargas. He visto el duende de los Gitanillos y en la media, Morante, yo he visto a Chicuelo, el de la Alameda.

Sevilla, 15 de abril de 2013 | Olga Holguín
Hoy, Morante de la Puebla, has toreado por Triana y por el Barrio de Santiago, por Camas y por San Bernardo, y por Sevilla y por Ronda. Porque, ahora, Morante, me he acordado de esos naturales al primero, lentos ronquera; hondos, como el Tajo; y largos, como el Betis. Y de esos ayudados con la pata palante (sic), con las dos manos juntitas y el pecho engallado en el reñiero (sic).

Mamá, Alejandro y Sebastián se han arrimado hoy una jartá (sic), pero no te veas cómo ha toreado el profundo.

Escucha, Morante, acaba ya la media y vámonos que nos vamos"

Álvaro Acevedo – Director 'Cuadernos de Tauromaquia'

HOLGUÍN, Olga. "MORANTE. 20 ABRILES" (1ª ed., Fundación Caja Rural del Sur, Sevilla, 2017. Pág. 21)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué aportaron Gallito y Belmonte al toreo?

La inmortalidad del clasicismo

El carro de Aguado