Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

Pinceladas maestrantes

Imagen
Finalizado el ciclo continuado y otorgados los correspondientes galardones, cada aficionado incorpora, a su particular reportaje fotográfico mental, aquellos fragmentos dignos de remembranza con el suceder de las temporadas. "¿Te acuerdas de aquel estoconazo de Menganito?", preguntan. "¡Cómo no! Si estuve allí y aún conservo, como oro en paño, la entrada", respondemos con cierto grado de altivez.
Huelga aclarar, en primer lugar, la imposibilidad de incluir ciertos fragmentos audiovisuales, puesto que no poseo los susodichos archivos. En segundo lugar, la selección obedece a criterio y gusto exclusivamente personal, sin intención de dejarme arrastrar por la corriente de lo políticamente correcto y el agrado a la mayoría.


Resurrección suele ser blanco de grandes expectativas. La magnanimidad y los días de calendario sin celebrar festejo (desde San Miguel) provocan semejante avalancha de esperanzas, finalmente acalladas por la propia inercia de la tarde. Con Ferrera …

Pablo Aguado desempolva a Manolo Vázquez

En el ecuador del cartel sevillano, primera de ciclo continuado y tercera de abono, sucedió lo más destacado de la tarde. Si bien, para apreciar tales detalles, en su adecuado contexto histórico-técnico, se requieren conocimientos previos, la sevillanía de Pablo Aguado (cortó oreja al sexto de la tarde), con esta tanda de frente y a pies juntos, desempolvó un eslabón casi originario de la dinastía Vázquez: Manolo, hermano menor de Pepe Luis, cuya reaparición en los ochenta, junto a Antoñete, trajo, de vuelta, maneras estéticas enterradas y vilipendiadas por la heterodoxia cordobesista.

Evocación al Domingo de Resurrección

Imagen
Jesús ha resucitado al tercer día. El azahar, a compás con la estación primaveral, ha florecido afanoso. Es domingo, mas no uno cualquiera. De Resurrección, damas y caballeros. El cerrojo maestrante vuelve a emitir su particular sonido antes que la irrupción de la Banda de Maestro Tejera, finalizando su etapa en Semana Santa y comenzando la temporada taurina. Hace calor en sol y sombra, poblados heterogéneamente por pueblo llano y aristocracia, mostrando esa conjugación contrastada hispalense, tan característica en nuestro acervo festivo-popular (Semana Santa, Feria de Abril y Real Maestranza de Caballería). Jornaleros tostados en el doce, abanicados gracias al programa de mano correspondiente. Señoritos en primera de barrera, con traje a medida y consumición a doce euros en las dependencias internas de este, nuestro bendito y magnánimo coso. Mujeres guapas y elegantes, colindando en las últimas localidades soleadas, a quienes no me importaría solicitar venia para compartir asiento y…